sábado, 17 de enero de 2009

Culpando a quién

Sábado 17 de Enero del 2009, 03:14 hrs.

Recordaba la ida corporal de mi amigo y hermano cuadrúpedo. Pensaba en todo lo ke uno puede llegar a amar, te vuelves un ser ke acostumbra a sentir con sus 5 sentidos a kien kieres, pero ké pasa cuando se muere kien kieres?
Sin duda, cuando es grabe y no se deseaba o por lo menos, no se estaba preparado para el momento, pareciera ke culpar a Dios y sentirse como un incomprendido de la vida fuese lo mejory más desahogante, pero estoy seguro ke ese Dios entiende el sufrimiento ke significa para nosotros ver partir de este mundo a kien amas... Pero creo ke nos acostumbramos mucho a la materialidad y olvidamos la espiritualidad ke realmente nos llena como seres.
Si existe vida después de la muerte (que así lo creo), ha de ser maravillosa. Ha de tener no la vida ke algunos sueñan o como la pintan en las películas, yo creo ke ha de ser un espacio de energías ke se interconectan unas con otras a tal modo ke sientes todos esos seres amados a la vez, y eso ha de generar las emociones más bellas ke uno jamás a de poder sikiera imaginar, incluyendo esa risa ke te ahoga el estómago y kedas tirado en el suelo.
Creo ke lo hermoso de la vida es ke vamos aprendiendo constantemente de todo lo ke pasa, bueno y malo, todo converge en un punto de crecimiento ke si no logramos entender, la vida nos repite la instancia de otra manera para ke logremos crecer y aprender, y lo mejor ke viene despues del aprender... transmitir.
Sin embargo, el mundo está plagado de personas ke parecieran olvidar la transmisión y sólo se preocupan de sí mismas, buscando su propio éxito y alegría aunke sea a costa de los demás. Pero me siento rodeado de buenas personas ke de seguro el hecho de compartir con ellas me hace crecer día a día y aprender mutuamente y complementarse, para ke cuando algún día nos toke abandonar la materialidad mundana, las lágrimas de los ke se kedan en la tierra sean de un crecimiento y aprendizaje ke los lleve a vivir más y de mejor manera... o kizás no más, pero si mejor.

Si la vida es tan corta (entre 80 y 90 años a lo mucho, y ya tengo 20. osea ke me kedarán algo más de 60 aproximadamente), entonces buskemos lo mejor para el resto, kizás no kede un legado de buenas intenciones, pero sí una vida hermosa, con una mirada distinta ante la incomprendida muerte...

jueves, 8 de enero de 2009

Señor Optimista

Estoy saliendo de mi jaula
y lo estoy haciendo muy bien
consiguiendo estar abajo
porque lo quice todo
todo comenzó con un beso
como fue a terminar de esta manera
fue sólo un beso, fue sólo un beso
ahora me quedo dormido
y ella llama a un taxi
mientras él está fumando
y ella aspira un poco
ahora ellos se van a la cama
y mi estómago está enfermo
y está todo en mi cabeza
pero ella está tocándose su pecho
ahora el le está quitando el vestido
ahora déjame ir

no puedo mirar, esto esta matandome
y tomando el control
celosamente, giran santos dentro del mar
nadando por arroyos enfermizos
asfixiandose en sus coartadas
pero este es solo el precio a pagar
el destino esta llamandome
abriendo mis impacientes ojos
porke soy el señor optimista

Yo nunca...
Yo nunca...
Yo nunca...
Yo nunca...