viernes, 26 de febrero de 2010

La historia de los vencedores


Que hermoso es el sur, más allá de su vegetación, aire limpio y demases, su historia de pueblos y tradiciones que aún a la fecha se mantienen vivos, aunque modificados, siguen allí, sin embargo cuando visitaba las ferias artesanales me fijaba que todos los artefactos "típicos" que podías comprar eran sujetos de cambios por los pueblos invasores, era realmente difícil encontrar un artefacto diseñado al pie de la letra o por lo menos no intervenido por otras culturas, como ejemplo típico la platería mapuche, que bien sé que comenzó a desarrollarse post invasión española, o también registros fotográficos que si bien eran muy bellos -fotografías en blanco y negro con una calidad de imagen poco nítida, que demostraba que fueron capturadas con cámaras antiguas- se pareciaba en distintas imágenes la petición de posar, de sostener armas que su cultura no desarrolló o ubicarse en territorios geográficos que ellos no manejaban. Y eso es lo que a los niños y a nosotros nos educaron, una visión occidental de las cosas dictada por quienes alguna vez buscaron "civilizarnos" y ahora vemos cmo detalles anecdóticos, pero que realmente si ponemos un visión más abierta a las cosas nos podremos dar cuenta que más de nosotros mismos se comporta más como aborigen que como invasor, y eso es una hermosa muestra de raíces que por más que algunos nieguen y otros se enorgullesca de ellas, nos llenan de vida y pasión que muchos países desarrollados aún no comprenden.