martes, 6 de julio de 2010

Paulina

Quisiera dedicarte tantas cosas
una canción, un sueño, una vida
inventar un mundo nuevo
en cada instante que pasamos juntos
recreamos futuros hermosos que
olvidan por horas el mal de este mundo

Un día te amé
no obstante al siguiente me alejé
ante mi error sólo quise cegarme

Varios pensamientos corrieron por mi cabeza
instintivamente, el camino de la soledad me mostraba tu rostro
diciéndome que tú eras la mujer de mi vida, y
aprendiendo del error, te busqué por última vez

Conspirando el universo a mi favor, te volví a ver
olvidé a la fuerza mis temores
noté tu distancia, pero Dios quiso algo más
tomamos un rumbo distinto y vimos el amanecer
invité a tu silueta a acompañarme un noche más
gracia divina que me brindaras una última oportunidad y
obviando el pasado, me entregué a ti por siempre...


Te amo