jueves, 25 de agosto de 2011

En días de cambio


La revolución social en Chile suma cada día más y más actores, si bien comenzó por la lucha de los estudiantes universitarios, actualmente son todos y cada uno de los chilenos de clase media y baja los que salen cada día a las calles, a las 21:00 horas puntualmente a golpear sus cacerolas para hacer notar su rabia, su indignación contenida por estos más de 20 años bajo el dominio político de una clase burguesa dueña de más del 96% del país. La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) llamó a paro nacional estos días 24 y 25 de Agosto del presente año, ya este pasado 24 el paro fué un éxito rotundo para todos los actores sociales y mañana no se espera menos.Considerando que en las redes sociales circula esto : "
Suponiendo que el 6% de las personas en Chile posee el 94% de la riqueza y que el 94% restante se reparte el 6%, y segùn Hacienda se perderán US$ 400 millones en los dos días de paro, calculamos:
De esos 400 millones de dólares, al 94% de los chilenos le corresponden apenas 24 millones. Dividir por el 94% de los chilenos, o sea, aprox. 15.800.000: Cada chileno pierde aprox. 1, 5 dólares por el paro. O sea, pierden $1.300. Conclusión: AL GOBIERNO LE PREOCUPA LO QUE PERDERÁN LOS RICOS.!!!! "
La sociedad chilena ya está harta de aguantar la explotación empresarial y gubernamental de la misma clase social y está dispuesta a hacer todo lo posible para lograr un mejor vivir, como sueldos más justos y un real financiamiento público de la salud y educación. Pero lo que más espero es que la sociedad se de cuenta que esto no es parte totalmente del gobierno actual (gobierno de "centro" derecha, empresarial), sino que la mayor carga viene de los gobiernos de los últimos 20 años atrás (gobiernos de izquierda, "socialistas"). Ya que lo que ha desencadenado todo este año, desde mi perspectiva, es que este gobierno lo que ha tratado de hacer es adelantar los procesos de privatización de los recursos nacionales en un corto tiempo, ay que los gobiernos de izquierda antecesores venían privatizando todo gobierno a gobierno, ya que los principales militantes de estos aprtidos son dueños de empresas y accionistas de transnacionales. Sin embargo, la derecha, que es el monstruo capitalista más grande del país comenzó a privatizar todo con mayor velocidad que los anteriores, casi como queriendo "asegurarse" para los próximos años, y esa desesperación provocó, en parte, el despertar de la masa, que ya dormida hace varios años, dejándose pasar a llevar por el lucro de los grandes empresarios no soportó ver como nuestros recursos naturales (venta de empresas nacionales de cobre a capitales extranjeros), nuestra salud (disminución del aporte fiscal a la salud pública, obligando a la privatización del sistema), nuestros paisajes naturales (construcción de centrales termo e hidroeléctricas al norte y sur del país) y nuestra educación (disminución del aporte fiscal a las instituciones estatales de educación, dejándolas en la obligación de privatizarse para lograr sustentar sus gastos), se vieran vendidos a un sistema de libre mercado, en donde la clase obrera pasa más de 12 horas trabajando para ganar sueldos miserables y costear un sistema mercantil que exige un ingreso económico considerable, es decir que el chileno promedio debe sustentar el sistema, alimentarlo, cuidarlo, darle más horas de su vida que la que da a su familia, para además, ser castigado por el mismo, ser privado de tranquilidad al tener ofertas de crédito para tratar de cubrir distintas deudas impagas, no tener un acceso a la educación digno si no es poseedor de recursos que lo avalen, estudiar 5 años en una universidad para pagar por los siguientes 20 años una deuda que lo limita a una independencia económica, sufrir enfermedades de altos costos o tratamientos al no tener dinero para costear una buena dieta o una institución de salud que pueda responder a las demandas del enfermo sin quitarle la posibilidad al otro de existir, viajar en un transporte público de propietarios privados en el cual debe invertir más de dos horas en ir y volver de sutrabajo y gastar cerce del 20% de su sueldo en pagarlo considerando que es ineficiente, entre tantas muchas otras quejas sociales...

Tenemos que reclamar lo que es nuestro, debemos exigir una vida decente, pero debemos ser objetivos en algo. La dictadura cambió todo nuestro sistema económico en un sistema burgués, donde quienes son los amos y señores son los empresarios. Estos mismos empresarios son la clase política que nos gobierna, unos se hacen llamar de derecha, otros de izquierda, se pelean en televisión, se acusan y apuntan con el dedo reclamando y exigiendo, pero son parte de las mismas familias, demuestran una actitud ante las cámaras de televisión para aparentar una guerra, pero en realidad se cubren las espaldas los unos con los otros ya que son accionistas de las mismas empresas y juntos manejan y manipulan todo... Hemos sido y somos gobernados por dos caras de una sóla moneda, y el cambio social se vive ahora y de aquí y para todos, nunca más con los políticos falsos, charlatanes, empresarios y dueños de als empresas que nos encierran y obligan a mantenerles a costa de nuestras propias vidas ¡El cambio social es ahora y de aquí en adelante, nunca más a volver a cometer los mismos errores!