miércoles, 31 de diciembre de 2014

Gracias 2014!!

Te vas finalmente año querido, que dentro de tu cotidianidad realmente fuiste uno de los años más locos y hermosos que he tenido. Porque este año lo que más rescato es las preciosas personas que has puesto en mi camino, cada una de esas que ahora me llena el corazón. Se suponía que sería un año difícil, un año de reencuentro conmigo mismo y de nuevos desafíos... Pues bien, lo fué así pero gracias a esos desafíos y ese casi problema mental de lanzarce de cabeza ante lo que implique desafío torno todo en un año completamente bendecido. Conocer a tanta gente maravillosa en las prácticas profesionales, en los trabajos, sentir el apoyo de tantas personas en tu espalda hizo arder mi espíritu, a nunca flaquear y enfrentar todo siempre a ganar, a lograr el éxito, pero más allá de todo, a ser completamente feliz, a no temer a la soledad ni a la muerte, sino que aprender de ellas como compañeras fieles que se van turnando en toda esta rueda de la vida.

Voy a enumerar algunas cosas, son un poco mi corriente de conciencia que se me plantean en este momento, como la urbanatlon en valparaíso, programa vida sana de Pedro Aguirre Cerda, Santa anita, amigos de toda la vida que se van y amigos de carrera que quedan, conocerse, enamorarse, conocerse, niños con necesidades educativas especiales, cerros, flores de bach, abrazos, yoga, atardeceres en la cumbre, paisajes del sur y el olor a leña, amor propio... Los nombres que quedan para cuidar el 2015? Cami, Maca, Geral, Mario, Diego, Eliana, Mabe, Romi, Cristian, Daniela, Basti, Paty, Yosi, Carlos, Vale, Javier, Pía, Manuel... Y toda mi familia comenzando desde mi ahijado y terminando en mis abuelos. A todos me los llevo en el corazón, porque mi espíritu arde con fuego, no temo a la muerte ni a la vergüenza porque estas personas han llenado mi corazón y si bien siempre me he sentido acompañado por Dios, ahora tengo a estas personas... No, a estas bendiciones disfrazadas de personas. Este 2014 ha sido de gran fortaleza y crecimiento, creo que absorver cada momento y dejarlo plasmado en mi corazón ha sido parte de lo mejor que ha pasado en mi vida, sin dejar de pensar en lo difícil que fue en algunos momentos este año, creo que 25 años de mi vida me estuve formando, este año 26 ha dado el paso para comenzar realmente de nuevo, pero ya no tengo el miedo a la caída, me caí la suficiente cantidad de veces que ya pararme lo hago hasta durmiendo...

Soy un nuevo hombre, este ciclo se cierra y soy algo distinto, ya sé volar y llegó el momento de iniciar el vuelo, quienes me acompañan saben a lo que me refiero... Bueno quizás no, pero aunque me vean brillar a lo lejos, nunca les dejaré de dar las gracias porque es por ellos y por ti Dios que lo hago de esta forma... 2014 me hiciste aprender, crecer, morir y renacer, 2015 ahora vamos juntos a ayudar a volar a esas personas que te necesitan y por sobre todo...

A SER Y HACER FELIZ!!!



 


























domingo, 7 de diciembre de 2014

Felicidad

Que rico es sentirse feliz, saber que alguien piensa, se preocupa, se da un tiempo para saber de ti y tu de esa persona. Que le des un abrazo y te lo responda, que puedas hacerlo un rato largo y no se fastidie sino que se alegre. El subir un cerro, hacer una oración y al abrir los ojos ver cómo muchas personas se sumaron a tu oración, o ver cómo te diviertes y disfrutas lo que haces, como el trabajar con grupos de personas y niños, pasarla bien y que te paguen por eso... Que te paguen por hacer lo que te gusta es lo mejor!
Me encanta que me sorprendan y sorprender yo mucho más! Es una lástima cuando tratas de hacerlo y no sale. pero que bendición más grande que te bendigan con visitas, cariños, CON ABRAZOS!!!

Miradas, sonrisas, cerros, yoga, abrazos, besos, baile, gritos, cantos, abrazos durmiendo, complicidad, risas, naturaleza, música, abrazos, más abrazos y por supuesto ese quién no me deja sólo aunque me ponga idiota... Dios.

Si al final de las cosas, para eso venimos al mundo, para ser felices y hacer felices y quizás ahí, en el cumplimiento de esta misión, conozcamos a Dios y su mensaje, pero mientras que no sea así, el camino a su búsqueda será ser y hacer, porque para conocer el amor y la fe, felices antes tendremos que ser.