martes, 14 de diciembre de 2010

El buen negocio del daño


Hace un par de días terminé el curso "Prevención de drogas y proyecto de vida" impartido por el CONACE y luego de leer variados textos y buscar por uno que otro lugar de la web información respecto a las drogas, quiero dar a conocer esta reflexión, pero antes debo aclarecer los siguientes términos: entiéndase por Drogas duras a aquellas sustancias altamente adictivas y que constituyen serios daños a la salud, y las Drogas blandas a aquellas sustancias poco adictivas y que no presentan un riesgo grave a la salud.
Con esta información como base es que inicio la reflexión, en la cual me sorprendió que la marihuana es una droga blanda y el alcohol es una droga dura ¿y a qué con esto? Que la marihuana es una droga prohibida en varios paises, mientras que el alcohol es totalmente adquirible en practicamente cualquier lugar siendo que es una droga dura, entonces qué es lo que no concuerda. Lo que no concuerda es que la marihuana se planta, la marihuana se puede cultivar con tan sólo una semilla, por lo que hacerla negocio no brindaría frutos ay que cualquiera se podría hacer de "una planta", pero el alcohol no es así. El alcohol requiere de un proceso de fermentación o destilamiento, requiere más trabajo, más mano de obra y no brota de la tierra sino que se debe elaborar, por lo que permite un negociado mayor y una dificultad para su producción casera.
Finalizando, estas dos drogas no poseen una legalización y permiso para ser consumidas por un bien a la sociedad, sino por un mero acuerdo económico de poder, quienes vigilan estas leyes no está preocupados de que las personas "no se hagan daño", sino que ven lo que les es más rentable, y así millones de personas critican el consumo de marihuana pero consumen cotidianamente algún tipo de alcohol, sin darse cuenta que el daño provocado a su organismo es mucho mayor y continúan alimentando el negocio de quienes nunca verán el rostro.

martes, 7 de diciembre de 2010

Un agradable rocío

Cuando se tiende a bajar el ánimo, si tienes personas que te quieren cerca la lluvia de consejos es inmensa, pero tengas muchos amigos, familia, lo que sea, no siempre esas palabras van a tu corazón... Sobre todo cuando eres un orgulloso de mierda que no le gusta mostrar sus sentimientos más intimos, pero eso no es lo principal que quiero tocar, lo que quiero mencionar es cuando pareciera que es casi parte de la energía divina del universo que envia a esa persona que te dice algo que llega como saeta a tu corazón y te deja perdido en su mirada pensando "¿de dónde sacó eso?" -quizás no todos piensen eso, pero siempre le estoy buscando significado a las cosas- y no te quedan palabras más que un espasmo de la garganta que dice "gracias".
No conmemoro a nada ni a nadie en especial, sólo ver un poco de esa bella parte de la vida que te pone a quien sea para volver a ponerse en pie y continuar el camino, y que bello aún más lo es cuando de lo vivido se ha aprendido y con ello enseñado a alguien que lo ha buscado.

No dice nada que no sepas, pero si dice lo que no siempre recuerdas