martes, 20 de mayo de 2014

El Gran Cambio

El día de ayer me quedé afuera del departamento de mi hermano esperándolo a que llegara pero nunca fue, a lo que llegó un vecino de otro depa y tomé once con su familia y entre conversaciones un familiar suyo me dice "A ti no te gustan las cosas materiales ¿De dónde te conformaste tan espiritual?". Nunca una pregunta me había llegado tan fuerte, no supe qué responder y me puse a indagar en mi emocionalidad... Quizás las discusiones constantes en mi casa, la soledad, el hacer artes marciales, me llevaban a observar mi cuerpo, el entorno, me refugiaba en parques, meditaba en el pasto y dormía sobre las copas de los árboles... Cosas que me han marcado toda la vida y ahora que estoy más grande no dejo de hacerlo. Subir más árboles, buscar más senderos, escalar más montañas, dejarme caer más al suelo y saltar de partes que nunca lo había hecho. No es vivir el riesgo, es exactamente el saber vivir, compartir tu experiencia con quien sea y darle su semilla para que comience a cultivar la felicidad, la vivencia entre humanos, valorar más a cada persona como un ser de tu misma especie y trabajar juntos por un futuro distinto. A la mierda capitalismo, a mi me gusta vivir, me gusta el pasto, me gusta el aire, me gusta el agua, me gusta la vida y eso es lo que quiero dejar de legado ahora a todas las personas, en tan sólo 25 años de estadía en esta tierra (o en este cuerpo) me siento más claro que nunca, vivir el amor propio y repartirlo a quienes realmente lo necesitan.




Vive!!!

No hay comentarios: