sábado, 22 de diciembre de 2012

Campamento en el fin del mundo, 21-12-2012

"... Si pudiese volver a vivir mi vida, subiría más cerros..."

Y así fue, pero esta vez con los que, en su mayoría, fueron mis compañeros de clases durante 3 años y al día de ayer fue la última clase juntos, en la cordillera.
Fue hermoso poder compartir con todos ese espacio, me gustó haber subido el cerro en La Quebrada de Macul y más aún, poder ayudar a quienes necesitan ese "¡Vamos, tú puedes!" y disfrutar mas que la vista al paisaje, el haber llegado ahí arriba y olvidar distancias personales sino ser todos un sólo grupo.
Creo que será una de esas instancias inolvidables en la vida pero que te deja con ese gustito de "pude haber compartido más con él/ella" y querer reencontrarte, ya que para varios esto fue una despedida que trajo hasta lágrimas de adiós, pero cuando el amor es fuerte nunca te alejas realmente.
Levanté los brazos abajo, los levanté en medio del río bajo la cascada, los levanté en la cumbre y los vuelvo a levantar ahora y todas con las mismas frases en mi mente, aura y corazón...
"Gracias por esta hermosa bendición..."








No hay comentarios: