jueves, 2 de julio de 2009

Gracias

Me diste millones de alegrías
Me hiciste olvidar tantas veces todas esas tristezas de la vida y mirar la simpleza de la alegría con un simple langûetazo improvisado en la cara.
Fue sorpresivo cuando llegaste a casa, cuando la lluvia te empapaba y usabas una capa ke te ahogaba.
Cuantos años ya han pasado, y veo ke las fuerzas nunca te faltaron, aunke tu cuerpo te haya dicho lo contrario... Pero ke alegría me diste cuando te volví a ver sin dolor, alegre y renovada, encontrándote con tu única pareja de toda la vida, a quién le fuiste fiel y acompañaste hasta sus últimos días... ahora fui yo kien te acompañó, y que bendición más hermosa el que en mis brazos hayas podido encontrar la hermosa paz... Aunke mis lágrimas cayeran en tu cabeza, ahora te reencuentras con mi otro ser amado, y ambos habitan en mi corazón para siempre como el fuego más intenso ke jamás haya existido, y ustedes corren felices en esta nueva etapa de la vida, en la cual hay todo un mundo nuevo por conocer, y ke en menos tiempo para uds. ke el ke será para mi, nos volveremos a encontrar frente a frente, y jugar hasta ver esos hermosos atardeceres ke tantas veces vivímos juntos, y ke hoy contemplo recordándolos por siempre...

1 comentario:

paulini dijo...

nunca se q decir en estos casos porque creo q cuando se va alguien q uno kiere las palabras faltan y sobran al mismo tiempo, a pesar de eso digo... la pelele ahora esta mejor porke todos los perritos se van al cielo =)



TE KIERO MUCHO