domingo, 12 de junio de 2016

El camino entre la libertad y la locura, mí personalidad!



Varias veces me han dicho "tu eres muy loco" o también "cómo se te ocurren tantas cosas". Bueno, la respuesta es simple; decidí vivir mi libertad y locura simultáneamente.
Llegar a esa desición no fue fácil, fue un trabajo de mucha meditación, introspección y comprender qué quería de mi vida para mis años y recuerdos. Comprendiendo que para tener buenos recuerdos había que empezar a tener cambios desde mismísimo momento, entonces fue ahí que me dí cuenta que no soy el sujeto que le gusta salir a las discos los fines de semana en busca de un beso o algo más, soy el que le gusta que cada momento sea uno de alegría, no esperar el fin de semana para hacerlo. Desde el mismo colegio me dediqué a hacer cosas distintas, analizar la lógica del sistema estudiantil y utilizar sus descuidos para hacer cosas graciosas (como las formas de fugarse de clases), así como también al hablar con alguna persona extraña en la calle responderle algo totalmente diferente a la respuesta que desea... Ver la cara de desorientación y luego reirse de la respuesta obtenida no tiene precio jajaja. Es tan sencillo sacar una sonrisa, el ser feliz es un trabajo constante, no se trata de andar feliz todo el tiempo, sino de buscar la felicidad en los actos, en bailar una canción que escuches derrepente o responder con una sonrisa. Decidí vivir mi locura en el marco de mi autoconocimiento, en que me gusta más subir cerros para ver el amanecer y bajar a la playa para ver el atardecer en vez de trasnochar en una fiesta, no digo que no lo haga, también lo paso bien, pero prefiero otras cosas, cosas que muchas veces me criticaron amigos de esos momentos, pero mi felicidad iba por otra parte, en conocer lugares nuevos, en sentir mi corazón latir con fuerza cuando voy llegando a la cumbre, en estar parado en una carretera y ver que un vehículo se detiene para llevarte a un nuevo destino, en correr con mi perro o subirme a un árbol, en amar apasionadamente pero por sobre todo y esto lo acabo de aprender hace un par de días... Amarme a mí primero para amar al resto después.

Creo que la felicidad no se basa en hacer lo que te dice la sociedad que es, sino en hacer lo que tu sientes que realmente te hace feliz sin pasar a llevar al resto.

Ahora me retiro, hay unos muros que debo saltar antes que sea tarde en mi práctica de parkour sin horarios! :D


No hay comentarios: